Si eres mamá de un pequeñito con Alergia a la Proteína de Leche de Vaca una de tus mayores preocupaciones será darle una nutrición adecuada que no le provoque reacciones adversas.

Diversos organismos especializados en este tema, como el Centro Nacional de Excelencia en Tecnología de la Salud (CENETEC, México) o la Organización Mundial de Alergia (WAO, por sus siglas en inglés) recomiendan—como todos los expertos en nutrición infantil—que la primera opción de alimentación de un bebé sea la leche materna.

Pero hay ocasiones en que la lactancia no es posible o bien, ha llegado el momento de introducir en la dieta del pequeño otros alimentos que la complementen. En estos casos, la recomendación es considerar como opción preferente una Fórmula Infantil Extensamente Hidrolizada. Otra opción son las Fórmulas de Aminoácidos. Ambas están hechas a base de leche de vaca, con un tratamiento altamente especializado.

Este tipo de fórmulas han demostrado ser hipoalergénicas. Es decir, que reducen al mínimo la posibilidad de producir reacciones alérgicas, por el tratamiento que han recibido las proteínas de la leche de vaca.

Existe otro tipo de fórmulas que no son recomendadas para los pequeños con APLV, como las hechas a base de proteínas parcialmente hidrolizadas o las de origen vegetal. Las primeras provocan reacciones alérgicas y las segundas no aportan la calidad de proteínas que tu pequeño necesita, pero habrá de ser el médico quien tenga la última palabra.

Consulta a tu profesional de la salud para conocer las opciones de tratamiento adecuadas para tu pequeño.