Tu bebé está listo para su debut en la semana 39. Continúa promoviendo su entrada al mundo con una nutrición adecuada.

¿Qué ocurre en esta semana? 

El cordón umbilical, que hasta este punto te ha permitido alimentar a tu pequeño/a con los nutrientes que has estado consumiendo durante casi nueve meses, mide ahora cerca de dos metros de largo. Los intestinos de tu bebé ahora contienen sus primeros desechos naturales, llamados meconio, el cual se eliminará después del nacimiento.

El sistema inmune de tu bebé usa los anticuerpos que le has suministrado. Es muy interesante saber que su cerebro tiene ahora más de 100 mil millones de neuronas cerebrales, responsables de muchas funciones, tales como el aprendizaje y la memoria.

Tu bebé pesa ahora cerca de 3.3 kg y mide más o menos 50.5 cm de pies a cabeza.

¿Qué puedes esperar durante esta semana? 

Si se produce derrame vaginal, pudiera no ser un signo de parto inmediato sino de ruptura prematura de las membranas (PROM). Sigue estos pasos para mantener un embarazo saludable hasta el final:

  • Llama a tu médico inmediatamente. Una prueba en el hospital revelará si tus membranas se han roto.

  • Reconoce otras señales del parto. Las contracciones pueden ser una señal del inicio del parto. Estas incómodas contracciones pueden ocurrir en intervalos regulares y sentirse cada vez más fuertes y duraderas.

Vigila que no se te “rompa la fuente”. Si así ocurre, debe ser un chorro pequeño, no la inundación que probablemente te estás imaginando. Si no se ha roto y experimentas señales de parto después de la fecha esperada, el médico puede romper la fuente para agilizar las cosas. Recuerda consultar con tu doctor sobre éste y otros síntomas previos al parto.

¿Qué puedes hacer para apoyar tu embarazo? 

Es el momento del último empujón de crecimiento antes del nacimiento; sigue consumiendo alimentos con una amplia gama de nutrientes. Favorece el desarrollo cerebral de tu bebé asegurándote que consumes diariamente nutrientes como DHA, hierro, zinc, colina y folato.

Durante estas últimas dos semanas de tu embarazo, toma las cosas con calma. Descansa lo más que puedas ya que necesitarás toda tu energía para el parto, el nacimiento y para el cuidado de tu bebé recién nacido.

Si sientes alguna ansiedad por el nacimiento o tienes alguna duda, es momento de hablar con tu pareja, familiares cercanos o tu médico para llegar a resoluciones rápidas y positivas. Concéntrate en el vínculo con tu bebé, nutriéndolo desde tu embarazo y emociónate por el resto del proceso, después del nacimiento. 

Consulta a tu médico de confianza para obtener mayor información relacionada a tu embarazo.