Antes de la llegada del bebé

Fortalece tus lazos familiares

Tener un bebé cambia la dinámica de toda la familia. Para tus padres, su bebé está teniendo un nuevo bebé y ellos están asumiendo por primera vez su rol como abuelos. Ahora es el momento de integrar al resto de la familia en esta nueva aventura.

Es también el momento de conectar con amigos que tengan hijos. Sus consejos sobre recién nacidos, historias y apoyo pueden ser reconfortantes

Has planes.

Si quieres que algún miembro de tu familia te acompañe durante el parto este es el momento para pedírselo. Tener cerca a alguien que te quiere y en quien confías podría liberar de un poco de presión a tu pareja. Asegúrate de que la persona que escojas sea una presencia relajante para ti. Si no es así, piensa en qué otra cosa podría ayudarte y busca la ayuda de una doula por ejemplo.

Después de la llegada de bebé a casa

Limita las horas de visita.

Todas las personas cercanas a tu vida estarán clamando por conocer a tu pequeño. Recuerda que estas primeras semanas serán retadoras, así que ten cuidado de no tener jornadas extenuantes llenas de visitantes.

No seas tímida.

Si los abuelos o la familia vienen a casa para ayudar, asegúrate de que efectivamente sea para eso. De la manera más cordial déjales saber cuáles son las cosas en las que necesitas ayuda, como por ejemplo, las compras del supermercado o algo tan sencillo como lavar los platos.

Si necesitas privacidad, pídela.

Algunas veces es difícil pedir a tu familia o amigos cercanos que te den un poco de espacio. Recuerda que estos primeros días con tu bebé es una ocasión que solo sucederá una sola vez en la vida. Tú y tu pareja tienen la prerrogativa de decidir si quieren compartirlos con muchas o pocas personas.

Si los miembros de tu familia te van a ayudar con el cuidado de tu bebé, platica con ellos sobre cuál es la forma en la que quieres educarlo.

Los nuevos abuelos tienen mucha energía y entusiasmo para compartir con tu bebé. Adicional a esto es probable que también tengan su propia opinión sobre cómo debe ser criado un niño. Platica con ellos lo que es importante para ti y tu pareja, de tal manera que ellos tengan claridad en la forma en que quieres que tu hijo sea educado. Es importante también que haya mucha claridad en el tiempo que ellos pueden dedicar al cuidado de tu bebé.

Usa la tecnología para mantener a tu familia y amigos cerca

Nunca había sido más sencillo mantenerte en contacto con tus seres queridos que están lejos. Envía correos electrónicos y fotografías.

  • Crea un grupo de WhatsApp en donde puedas compartir fotos, noticias e incluso videos.
  • Envía tarjetas navideñas con fotos de tu familia.
  • Deja mensajes de voz con risas o balbuceos  (o incluso ¡palabritas!) de tu bebé en ocasiones como los cumpleaños.
  • Fotografía los dibujos de tu bebé y compártelos.