La mayoría de los bebés de 11 meses están a punto de caminar y decir palabras aisladas. Algunos han dado ya sus primeros pasos (quizá incluso saltándose el gateo), pero casi todos lo hacen cerca de su primer cumpleaños. Con frecuencia las primeras palabras se pronuncian también en esta edad, pero hay mucha variación entre que los niños comienzan a hablar y qué tan rápido añaden palabras nuevas. Muchos de estos cambios intempestivos son el resultado feliz del vínculo estrecho que construiste, la buena nutrición que le suministraste y el ambiente formativo en que criaste a tu bebé.

Estos son algunos logros que puedes esperar para este mes.

Conforme el cerebro de tu bebé continúa desarrollándose notarás  que avanza mucho en enfocar su atención, escuchar y observar todo lo que sucede a su alrededor. Está descubriendo que los objetos de todos los días tienen un propósito, y comienza a intentar utilizarlos; por ejemplo, presionando los botones de un teléfono o deslizando la pantalla de una tablet. Su forma de experimentar es copiar lo que tú haces y jugar al “ensayo y error”. Muchas de sus horas despierto las pasa intentando entender cómo funcionan las cosas. Los juguetes le ofrecen un sinfín de oportunidades para que los golpee, empuje, se los lleve a la boca y, sí, los arroje.Cognitiva

 

Motriz

Tu pequeño seguramente ha pasado de sentarse sin soporte a sentarse por sí mismo y a gatear, y ahora a impulsarse por sí mismo tomándose de algo (por ejemplo, el borde de un sofá) con el fin de ponerse en pie. Una mejor fuerza y coordinación ayudan, pero es muy probable que aún necesite sostenerse de ti o de los muebles para pararse bien. Así, quizá incluso aventure algunos pasos tentativos, una etapa conocida como “cruising” (del inglés “cruise”, “navegar”). Cuando no haya nada de dónde agarrarse seguro se dejará caer para gatear, o intente otros pasos entre los muebles. La coordinación mejorada de sus dedos se traduce en que puede alimentarse por sí mismo e intentar nuevas formas de jugar, como explorar dentro de un recipiente o apilar bloques.

Comunicación

Tu bebé es cada vez más hábil con los gestos que expresan lo que siente y quiere. Señala, asiente, agita la cabeza. Espera sus primeras palabras. Ten en cuenta que lo que diga quizá no suene exactamente como las palabras que tú usarías. Se considera una palabra incipiente cuando tu bebé relaciona sonidos específicos con personas u objetos también específicos. Usar “Ma-ma” o “Pa-pa” como sus nombres es un conjunto de primeras palabras en casi la mitad de los bebés. Es muy posible que tu bebé también se refiera a su juguete o manta como “ba ba”. Éste es un avance importante, conforme vincula sonidos con objetos e intenta nombrarlos de la manera en que tú lo haces. Las primeras palabras son casi siempre sustantivos.

Social

Mira atentamente y te darás cuenta de que tu niño de 11 meses seguramente te está imitando y copiando. Así es como aprende y practica sus habilidades sociales. En especial adora observar y copiar el comportamiento y los sonidos siempre cambiantes de otros niños. Tan sociable como puede ser un bebé de 11 meses con sus seres queridos, las personas desconocidas lo pueden alterar. En el lugar de juego, por ejemplo, la aparición inesperada de muchos niños nuevos puede hacer que llore y gatee para alejarse. Sus acciones son su manera de resolver un problema: “No conozco a estas personas; quiero a mi mamá”. Su solución –apartarse y llamarte– muestra lo bien que su cerebro y su cuerpo están trabajando juntos.

¡No pierdas la oportunidad de formar parte de Nuestro Club!