☆ Acerca una sonaja a la cara de tu bebé y luego muévela de un lado a otro. Ayudará a tu bebé en la coordinación visual y la percepción de profundidad.

☆ Siempre que tu bebé sonría, contéstale con otra sonrisa. La sonrisa ayuda a crear un mejor vínculo entre ustedes.

☆ Acuéstate boca abajo en el suelo y pon a tu bebé en la misma posición. Asegúrate de quedar frente a él, así estarás estimulando el control de la cabeza ya que él tenderá a alzarla para poder verte. 

☆ Aliméntalo correctamente y platícale mucho. Con esas dos acciones, estarás impulsando un correcto desarrollo neuronal y estarás preparando el escenario para ese mágico día en el que se dirija a ti y por primera vez te diga "mamá".

☆ No te preocupes si uno de sus compañeros de juegos ya gatea y tu bebé solo se sienta a jugar; el crecimiento y desarrollo de los bebés es muy variable. Una vez que esté listo, nada va a detener sus movimientos.

☆ En esta etapa tu bebé va a transformarse en un pequeño curioso y con muchos deseos de descubrir su entorno. Haz que conviva más con otros pequeños para mejorar su desarrollo.

☆ Cuida lo que dices y haces enfrente de tu bebé, pues en esta etapa, su aprendizaje es fundamentalmente por imitación. Es muy probable que repita lo que ve y lo que escucha.

☆ Tu pequeño se encuentra en una edad en la que trata de conocer el mundo mediante sus sentidos, lo que resulta en una mala combinación a la hora de explorar su entorno ya que podría alcanzar algún juguete, alimento u objeto que podría obstruir sus vías respiratorias.

Consulta a tu médico.