El reto más grande que enfrenta un pequeñito con Alergia a la Proteína de Leche de Vaca es su correcta nutrición.

Para ofrecer alternativas de nutrición nutricional en pequeños con APLV se han desarrollado fórmulas infantiles que reducen al mínimo la capacidad alergénica de la proteína de la leche de vaca.

¿Cómo se logra esto?Mediante un proceso denominado hidrólisis de la proteína, que significa que ésta se “rompe” en fragmentos más pequeños. Hay diversos niveles de hidrólisis, parcial o extensa. Lo que un pequeño con APLV necesita son Fórmulas Extensamente Hidrolizadas.

De esta manera, su organismo ya no dispara las alarmas, las cuales están activadas para “defenderlo” de la proteína completa, ya que recordemos que una alergia es cuando el cuerpo cree que algo inofensivo es una amenaza.

Las Fórmulas Extensamente Hidrolizadas a base de leche de vaca son la opción de tratamiento para pequeñitos con APLV, en casos en que la lactancia materna no sea posible o no muestren mejoría con la lactancia exclusiva y la eliminación de la leche de vaca en la dieta de mamá.

Para casos excepcionalmente severos existen también las fórmulas de aminoácidos libres, que se dan a los niños que tienen reacciones alérgicas incluso a las extensamente hidrolizadas. Estas fórmulas rompen por completo las proteínas en sus componentes básicos, los aminoácidos.

La dificultad que implican ambos tipos de fórmulas es su sabor, al cual el pequeño se tiene que habituar, resultando en la parte más difícil del tratamiento.

Si tu pequeño padece APLV, consulta a tu médico para que te oriente acerca de la mejor opción de fórmula para él.