De acuerdo con la OMS, un factor de riesgoes cualquier elemento que aumenta las probabilidades de que una persona presente una enfermedad. Existen cuatro factores principales que elevan el riesgo de que un pequeñito desarrolle Alergia a la Proteína de la Leche de Vac

1.- Información genética: mientras más familiares tengan un historial de alergia de cualquier tipo, más elevadas son las probabilidades de que un bebé desarrolle a su vez una alergia, APLV entre ellas. Cuando uno de los padres es alérgico, el riesgo es del 20 al 40%. Cuando un hermano es alérgico, del 25 al 35%, y cuando los dos padres son alérgicos, el riesgo va de un 40 a un 60%.

2.- Vía de nacimiento. Cuando el bebé nace por parto natural tiene menos riesgos de desarrollar alergias de diversos tipos, gracias a que en el canal vaginal adquiere microorganismos benéficos que fortalecen sus defensas. Al nacer por cesárea no se adquieren estas defensas y el riesgo de desarrollar alergias se incrementa.

3.- Tipo de alimentación. Los niños que no son alimentados exclusivamente con leche materna los primeros 6 meses de vida tienen un riesgo más alto de desarrollar alergias que los que sí son amamantados por completo.

4.-Ingesta de Antibióticos: Todos los antibióticos alteran las bacterias del tracto intestinal, que son parte esencial de las defensas del organismo. Si un pequeño ingiere antibióticos a muy temprana edad, tendrá más riesgo de desarrollar APLV y otras alergias.