text

Complicaciones del embarazo

3 causas de embarazos de alto riesgo

Comparte

Un embarazo de alto riesgo es aquél que presenta factores de riesgo materno o fetales, los cuales pueden presentarse antes, durante o después del parto. Esperamos no sea tu caso, pero un embarazo de alto riesgo necesitará atención especial a lo largo de todo el proceso, por lo que es importante informarse y seguir las indicaciones médicas.1,2 

A continuación, hablaremos de las 3 causas más comunes asociadas a embarazos de alto riesgo. 

 

3 causas asociadas a embarazos de alto riesgo: 

1.- Desprendimiento prematuro de la placenta1,3 

Sucede cuando la placenta se separa de la pared interna del útero, antes de que nazca el bebé. La placenta es la conexión entre el feto y el útero de la mamá, a través de donde el bebé recibe todos los nutrientes, sangre y oxígeno que necesita. En la mayoría de los embarazos, la placenta permanece unida a la parte superior de la pared uterina, pero en algunos, ésta se desprende tempranamente. En estos casos, se puede separar una parte o por completo y suele presentarse alrededor del tercer trimestre.1,3 

Si esto llega a pasar puede significar un problema grave, la placenta es la línea de vida del bebé con su mamá. Un desprendimiento provoca que el feto reciba menos oxígeno y menos nutrientes. Como resultado algunos bebés pueden mostrar un crecimiento menor o hasta morir.3 

Síntomas de desprendimiento prematuro de la placenta3:

Los más comunes son el sangrado vaginal y contracciones con dolor. Según la cantidad de placenta que se haya desprendido es el sangrado que provocará. En caso de que esto suceda, debes acudir al médico inmediatamente para que te realice un examen físico y observe las condiciones en las que se encuentra tu bebé. En ocasiones hará un ultrasonido para revisar la placenta, además de revisar la frecuencia y ritmos cardiacos del bebé. El desprendimiento prematuro de placenta es una emergencia y se debe dar a luz de inmediato, normalmente por cesárea. Es poco frecuente, pero tu bebé puede perder la vida si el desprendimiento es muy grave. 

 

2.- Placenta previa3 

Un problema y razón de un embarazo de riesgo es cuando la placenta crece en la parte más baja del útero cubriendo parcial o totalmente la abertura hacia el cuello uterino. A medida que el útero se expande, la placenta sube y se ubica de forma normal, pero existen algunas circunstancias en las que esto no sucede y la placenta puede bloquear el cuello del útero. 

La placenta previa es la que obstruye completamente la salida del bebé y puede convertirse en un riesgo para el parto tanto para él como para ti. Si se detecta, es importante que recibas tratamiento frecuente y conozcas determinados escenarios para evitar complicaciones. Debes acudir al médico quien seguramente recomendará un parto de emergencia por cesárea, aunque es posible que sugiera esperar hasta la semana 37 de embarazo para que nazca a término. 

Síntomas de placenta previa3:

Antes que nada, se debe hacer un ultrasonido y revisar si hay sangrados vaginales, si es así debes ir al médico a que te evalúe de inmediato.  En general debes guardar reposo, detener las relaciones sexuales y no usar tampones. Algunas mujeres experimentan cólicos o contracciones antes de tiempo y por tu seguridad, deberás quedarte internada en el hospital para controlar la hemorragia. 

En caso de sufras de este padecimiento, debes mantener la calma, guardar reposo y evitar viajes y esfuerzos. No te desanimes, tampoco significa que todo saldrá mal. Con los cuidados de un especialista puede controlarse y tener un resultado positivo. 

 

3.- Polihidramnios1,4 

A la acumulación excesiva de líquido amniótico que rodea al bebé en el útero durante el embarazo, se le conoce como polihidramnios y ocurre de 1 a 2% de los embarazos. En la mayoría de los casos este padecimiento se debe a una acumulación gradual del líquido amniótico durante la segunda mitad del embarazo y puede asociarse a defectos estructurales de sistema nervioso o tubo digestivo, anemia fetal o Síndrome de Down. 

Si tienes polihidramnios, tu médico procurará controlarlo para evitar complicaciones y el tratamiento dependerá de la gravedad de tu caso. En algunos casos puede desaparecer solo o requerir de un control preciso. 

Síntomas de polihidramnios4, pueden ser leves o casi nulos, como: 

  • Falta de aire 
  • Inflamación de extremidades inferiores 
  • Molestia en el útero o contracciones 
  • Posición fetal anómala 

Complicaciones de polihidramnios4 

Este padecimiento puede ocasionar: 

  • Un nacimiento prematuro 
  • Ruptura prematura de membranas 
  • Desprendimiento de placenta 
  • Procúbito de cordón umbilical 
  • Nacimiento por cesárea 
  • Muerte fetal 
  • Sangrado intenso por falta de tono muscular uterino después del parto 

 

Recuerda que debes tener presente que tener cuidados prenatales regulares desde el inicio de tu embarazo es importante y la mejor manera de reducir riesgos. Un médico puede diagnosticar, tratar y controlar los problemas que aparezcan antes de que se conviertan en algo serio.  

Si estás enterada que tu embarazo es de alto riesgo, o si lo deseas evitar, primero debes seguir algunos consejos básicos:2 

  • Visita a tu médico desde antes de la concepción. De esta manera te realizarán todas las revisiones necesarias, desde conocer tu peso hasta detectar si tienes alguna enfermedad que haya que atender previa a tu embarazo, además de estar al tanto de recomendaciones generales acerca de si tomar vitaminas, por nombrar un ejemplo. 2 
  • Atención médica prenatal periódica. Tener consultas prenatales ayuda a que tu médico esté al tanto de tu estado de salud y la de tu bebé. En caso de requerirse, te podrá canalizar a un especialista, según las necesidades de tu bebé o tuyas. 2 
  • Sigue una dieta saludable. Tu doctor debe estar informado acerca de tus necesidades de salud y nutrición, de esta forma él podrá recetarte (en caso de que lo considere necesario) ácido fólico, proteínas, calcio, vitaminas o hierro. 2 
  • Cuida tu peso. Esto es muy importante, ya que puedes aumentar algo de peso durante el embarazo, pero debes saber qué es lo que necesitas exactamente. Pregunta a tu doctor si debes suspender o comenzar cualquier medicamento o suplemento alimenticio. 2 
  • No consumas sustancias de riesgo. Debes dejar de fumar, el alcohol o las drogas. 2 

Consulta a tu ginecólogo.  

 

 

Referencias 

1. Carvajal JA y Barriga, MA. Manual de Obstetricia y Ginecología. Escuela de Medicina Univ Católica de Chile 10,2019;115-128  

2. Mayo Clinic. El embarazo de alto riesgo: infórmate sobre qué esperar. Recuperado de https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/pregnancy-week-by-week/in-depth/high-risk-pregnancy/art-20047012, Consultado 20 de julio de 2020 

3. Cifuentes, R. Ginecología y Obstetricia basadas en las nuevas evidencias Ed. Distribuna 2; 61-65, 170-173 y 332-334. 

4. Mayo Clinic. Polihidramnios. Recuperado de https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/polyhydramnios/symptoms-causes/syc-20368493?p=1, consultado 20 de julio de 2020

Obtén 10% de descuento en tu primera compra

¿Te gustó este artículo?

 

HERRAMIENTAS

CALCULADORA DE FECHA DE PARTO

Conoce más >

NOMBRES PARA MI BEBÉ

Conoce más >

REGISTRATE

Únete al Club Enfabebé

Suscríbete a Club EnfaBebé para recibir información para tu bebé de acuerdo a su etapa

Recibe información de acuerdo a la etapa de tu bebé. ¡Regístrate gratis!

HOME PAGE POP UP

HOME PAGE POP UP

 

¡No pierdas la oportunidad de formar parte de Nuestro Club!