Probablemente hayas oído mucho sobre el DHA Y el ARA. ¿Pero sabes por qué los especialistas los consideran tan importantes para el desarrollo de un bebé? Aprende porqué estos ácidos grasos son tan benéficos.

¿Exactamente qué es el DHA y el ARA?

DHA es la abreviatura científica para el Ácido Docosahexaenoico.

ARA significa Ácido Araquidónico.

Tanto el DHA como el ARA son ácidos grasos, nutrientes que se consideran fundamentales para el cerebro y los ojos de tu bebé.

¿Por qué son importantes el DHA y el ARA?

Aunque no lo creas, el 60% del cerebro de tu bebé está compuesto de grasa. Durante el embarazo, las grasas poliinsaturadas de algunos de los alimentos que comes proporcionan a tu cuerpo ácidos grasos como el DHA (un ácido graso omega-3) y ARA (un ácido graso omega-6), que estimulan el desarrollo cerebral y ocular de tu bebé.

Después del nacimiento y durante los primeros dos años de vida, su cerebro se desarrolla rápidamente y depende en gran medida de la nutrición. Por eso, muchos expertos consideran muy importante que los bebés consuman DHA y ARA en este momento fundamental.

¿Cuáles son los beneficios del DHA y ARA?

Es muy importante que tu bebé obtenga suficiente DHA para estimular el desarrollo de su cerebro, sus ojos y su sistema inmunológico, desde el vientre y después de su nacimiento. Las madres embarazadas y en período de lactancia deben consumir de 1.3 a 1.4g de ácidos grasos omega-3 como el DHA y el ARA al día, para satisfacer las necesidades de su bebé.

DHA y ARA

 • DHA. Es un ácido graso abundante tanto en el cerebro como en la retina. Por años, investigaciones científicas han reconocido la importancia de este nutriente y de su potencial como influencia positiva de la función del cerebro, así como para el desarrollo visual. Además favorece el adecuado crecimiento y funcionamiento del sistema inmunológico.

 • ARA. Se localiza en todo el cuerpo, incluyendo el cerebro y la retina. Se ha reconocido que este ácido es muy importante dentro de la nutrición; además que promueve el crecimiento de órganos y de los tejidos. Así también como el adecuado desarrollo del sistema inmunológico.

¿De dónde puede obtener el DHA y ARA mi bebé?

Tu bebé obtiene DHA y ARA en tu útero. Después del nacimiento, el DHA y el ARA se encuentran en la leche materna y en alimentos que contienen ácidos grasos, que ayudan a promover el desarrollo cerebral y ocular de los bebés en cada etapa de su desarrollo.

Es fundamental el consumo de alimentos que contengan estos ácidos grasos, especialmente en los primeros años de vida de tu bebé. Los principales alimentos que contienen ácidos grasos omega 3 y 6, precursores del ARA y DHA son:

Ácido graso omega 6: Aceites vegetales (de maíz y soya) y algunos frutos.

Ácido graso omega 3: Peces como la sardina.

Consulta a tu médico.