• Puedes hacer más divertida la hora de la comida haciendo refrigerios con figuras.
  • Si tu bebé es alérgico a la proteína de leche de vaca, no le des ningún producto hecho a base de leche y consulta a tu médico para asegurar su óptimo desarrollo.
  • Evita darle muchos postres a tu bebé ya que contienen un alto contenido en azúcares, harinas y carbohidratos.
  • Ante cualquier situación que consideres que pone en peligro a tu niño, mantén la calma y llama a tu médico para que te dé una cita.
  • Aunque puede ser un desafío para establecer y mantener hábitos alimenticios saludables, es mucho más fácil hacerlo desde el principio para revertir el curso de los hábitos y problemas de salud. 
  • No ignores ni justifiques el exceso de peso. Consulta a tu pediatra.
  • Haz platillos creativos a la hora de la comida para que a tu hijo se le antoje todo lo que vas  a darle, sobre todo las verduras. Deja que tu pequeño decida cuánto comer. 
  • Evita los refrescos y los jugos. El agua es la mejor opción como bebida principal de tu hijo (junto con la leche).

 

Consulta a tu médico.