Es una actividad con muchos beneficios para tu hijo. Favorecerá el reconocimiento de distintos objetos, figuras geométricas y animales. Estimulará la coordinación ojo-manos y la motricidad fina.
Esta actividad ayudará a tu hijo a fortalecer la motricidad y la comprensión de nociones espaciales (arriba, abajo, atrás, adelante).
Es una actividad que favorecerá la coordinación ojo-motora, desarrollará la noción de profundidad y estimulará la resolución de problemas por combinaciones mentales.