A medida que llegas al segundo trimestre, es muy probable que comiences a sentirte mejor ya que las naúseas van disminuyendo.

Con esto en mente y ya que tu bebé comienza a crecer más rápido, es el momento ideal para alimentar a tu bebé de manera regular con nurientes escenciales como Vitamina D, DHA (un ácido graso del Omega-3) y ácido fólico. Los expertos recomiendan tomar multivitamínicos que aseguren que recibas una adecuada cantidad de nutrientes esenciales. Tips útiles:                           

Planea un menú diario. Este trimestre subirás cerca de 0.5 kg por semana. Agrega 350 calorías extra a tu dieta diaria. Planea tus alimentos con un día de anticipación para asegurarte que obtendrás todos los nutrientes que necesitas.

Agua. El agua ayuda a transportar los nutrientes a tus células, elimina desechos que tu cuerpo no necesita y ayuda a mitigar la fatiga relacionada con deshidratación. Se recomienda que las mujeres embarazadas consuman al menos 10 tazas de líquidos, incluida el agua.

Ejercicio. Mantente activa durante el embarazo con ejercicios seguros que te ayuden a mantenerte sana y en tu peso. Siempre consulta a tu médico antes de empezar cualquier rutina de ejercicio.