Sigue consumiendo alimentos ricos en hierro como parte de tu dieta diaria, particularmente en la semana 30, cuando el número de glóbulos rojos de tu bebé aumenta. 

¿Qué ocurre en esta semana?

La médula ósea de tu bebé ha ido produciendo más y más glóbulos rojos, ya que ahora es el sitio principal de producción de estas células. Este incremento de glóbulos rojos lleva oxígeno a los tejidos, incluyendo el cerebro. 

En términos de desarrollo cerebral, los surcos y hendiduras continúan desarrollándose en el cerebro de tu bebé, esto implica su crecimiento, cada vez se acerca más a cómo será cuando lo veas por primera vez.

Tu bebé sigue practicando para dar su primer respiro cuando llegue a este mundo. 

Tu pequeño/a pesa aproximadamente 1.3 kg y mide cerca de 40 cm de pies a cabeza.

¿Qué puedes esperar durante esta semana? 

Para esta semana, es probable que te sientas un poco torpe en este tercer trimestre. Esto es por el crecimiento del abdomen, tu centro de gravedad, así como los cambios hormonales que aflojan tus articulaciones. Protégete y cuida de tu bebé con algunos de estos consejos:

  • Ten en cuenta el entorno. Ten mucho cuidado cuando camines sobre superficies mojadas o resbalosas o toma una ruta alterna. 
  • Usa calzado sin tacón y con suelas de hule, que son más difíciles de resbalarse.
  • Pide a tu pareja, amigas o familiares que te ayuden con ciertas tareas, especialmente aquellas que requieran levantar mucho peso. 

¿Qué puedes hacer para apoyar tu embarazo? 

Sigue consumiendo diariamente alimentos ricos en hierro como pollo y carne roja para ayudar a tu bebé con la producción de glóbulos rojos. Consulta a tu médico para obtener las mejores recomendaciones de alimentación. El DHA sigue siendo importante para el desarrollo cerebral de tu bebé, por ello, asegúrate de incluir en tu dieta pescados grasos (como el salmón). Recuerda tomar los suplementos que incluyan hierro, ácido fólico y calcio, como lo indique el médico.

Cuidar el desarrollo cerebral de tu bebé desde esta etapa tan temprana es importante para un desarrollo cerebral adecuado, brindándole el mejor comienzo en la vida.

Las estrías son una consecuencia del embarazo y no hay ninguna fórmula mágica para evitarlas. Aparecen porque tu piel se expande para darle más espacio al bebé y por el aumento de peso. Mantener tu piel hidratada te ayudará a evitarlas.

Pronto habrá un nuevo miembro en la familia, entonces disfruta estos momentos con tu pareja, antes de comenzar una emocionante nueva etapa de tu vida. Motiva el vínculo (además de ayudar a hidratar tu piel) con tu pareja, pidiéndole que te dé un masaje con alguna loción. 

Mientras tu pareja te da el masaje en el vientre, tu bebé puede responder a los toques con pequeñas patadas y movimientos. ¡Esta es una de las mejores formas de comunicarse con tu bebé desde antes del nacimiento!

Consulta a tu médico de confianza para obtener mayor información relacionada a tu embarazo.