En esta etapa, tu bebé recibe anticuerpos que lo protegerán contra las enfermedades. En este artículo te explicamos cuándo es necesario consumir proteína extra, así como nutrientes como zinc, vitamina C, selenio, vitamina E y ácidos grasos esenciales que apoyan el desarrollo de su sistema inmune.

¿Qué ocurre en esta semana? 

Con sólo algunas semanas antes del gran día, tu bebé absorbe tus anticuerpos para desarrollar su propio sistema inmune. Esto le brindará protección dentro y fuera de tu vientre.

Tus niveles de líquido amniótico fluctúan con cada semana de tu embarazo; y como tu bebé ocupa cada vez más espacio en el útero, ahora sentirás sus pataditas con mayor intensidad. Sin embargo, debido al limitado espacio, es probable que no se mueva tanto como antes. 

Para estos momentos, el cerebro de tu bebé se encuentra bien desarrollado; sin embargo el cráneo, a diferencia de los demás huesos de su cuerpo que se han endurecido, se mantiene suave para facilitar el proceso de nacimiento, protegiendo el cerebro.

Tu bebé pesa ahora aproximadamente 1.9 kg y mide cerca de 44 cm de pies a cabeza.

¿Qué puedes esperar durante esta semana? 

Puede que te sientas con bochornos o más calor de lo normal, esto por el aumento de flujo sanguíneo y la tasa metabólica tu cuerpo durante el embarazo (la velocidad de tu metabolismo cambia). Alivia esta situación con los siguientes consejos y disfruta aún más tu embarazo:

  • Toma una cantidad adecuada de agua, mantente hidratada constantemente. 
  • Reconoce cuándo detener tus rutinas de ejercicio. Aunque mantenerte activa facilita el camino  de un sano embarazo, detén tus actividades físicas si crees que tu cuerpo se está sobrecalentando y empiezas a sentirte mareada o con náuseas. Recuerda consultar con tu médico antes de realizar cualquier rutina de ejercicios.

¿Qué puedes hacer para apoyar tu embarazo? 

Continúa consumiendo frutas y verduras ricas en nutrientes como vitamina C, la cual ayuda a tu sistema inmune. 

En esta etapa de tu embarazo, requerirás proteína extra: alrededor de 71 gramos al día (antes de concebir requerirás únicamente 25 gramos diariamente). Incluso, hay expertos que recomiendan 10 gramos más durante el último trimestre. La proteína se puede obtener de  diferentes fuentes como pollo, pescado, leche y huevos. El pollo y la carne roja no son sólo una buena fuente de proteínas, también son ricos en zinc, los cuales favorecen la función inmune de tu bebé.Recuerda consultar a tu médico para obtener las mejores recomendaciones de alimentación.

¡Futura mamá: sigue comunicándote con tu bebé! Además de estimular el cerebro mediante la percepción sensorial y la memoria, estudios han demostrado que las emociones de tu bebé inician en el vientre materno, y puedes ayudar a este desarrollo demostrándole todo tu cariño. ¡Muy pronto podrás decirle frente a frente “Te amo”!

Consulta a tu médico de confianza para obtener mayor información relacionada a tu embarazo.