Durante tu embarazo eres susceptible de padecer anemia. Fomenta tu salud consumiendo alimentos ricos en hierro, vitaminas B y vitamina C.

¿Qué ocurre en esta semana? 

Durante estas semanas, los pulmones de tu bebé se han preparado para ayudarle a recibir oxígeno de su nacimiento.  Las células pulmonares producen ahora surfactante,  una sustancia que hace que los sacos alveolares no se peguen. Mientras los pulmones siguen en desarrollo, por ahora, tu bebé recibe oxígeno a través de la placenta. 

Mientras tanto, las capas de la corteza cerebral  de tu bebé se siguen desarrollando. Esto es vital para las eventuales funciones cognitivas de alto nivel como el razonamiento, la comunicación y la memoria, entre otras. 

Tu bebé ahora se ve muy bien ¡con cabello y unas pestañas preciosas!

Mide casi 23 cm y pesa aproximadamente 820 gramos. 

¿Qué puedes esperar durante esta semana?

Es muy probable que tu médico verifique si padeces anemia o deficiencia de hierro. Te encuentras en alto riesgo de padecer anemia debido a que las necesidades de hierro aumentan durante el embarazo para crear más sangre y llevar oxígeno a tu bebé y a tus tejidos.  La deficiencia de hierro durante el embarazo puede conllevar a nacimientos prematuros o peso bajo al nacer. 

¿Qué puedes hacer para apoyar tu embarazo? 

Puedes realizar estos pasos para prevenir la anemia y promover la salud de tu embarazo:

  • Consume alimentos ricos en hierro, como vegetales de hoja verde (espinacas), pescado (sardinas, salmón), pollo y carne roja. 
  • Sigue tomando el complemento de hierro y ácido fólico recomendado por tu médico. El hierro es importante para prevenir la anemia y otras complicaciones durante tu embarazo.  El ácido fólico también ayuda a la formación de glóbulos rojos.
  • Consume alimentos ricos en vitamina C, la cual ayuda a tu cuerpo a tener una mejor absorción del hierro.

En general, mantener una dieta correcta, así como llevar una rutina regular de ejerciciosson hábitos saludables que ayudarán a reducir el riesgo de desarrollar diabetes gestacional. Recuerda consultar con tu médico antes de realizar cualquier rutina de ejercicios. Es fundamental que revises constantemente los niveles de glucosa en la sangre (especialmente de la semana 24 en adelante), ya que durante este periodo eres muy susceptible a desarrollar diabetes gestacional.

Durante esta bonita etapa de tu embarazo es buena idea empezar a organizar las cosas que necesitarás cuando tu bebé llegue. Salir a comprar cosas para ti y para tu bebé, te hará sentir más emocionada de conocerlo/a y es una buena experiencia para compartir con tu pareja, amigos y familiares.

Consulta a tu médico de confianza para obtener mayor información relacionada a tu embarazo.