Cognitivo

Contar hasta 10 y luego hasta 20.

Señala o toca cada uno de los dedos de las manos o de los pies de tu pequeño (o ambos, si vas a contar hasta 20) mientras cuentas en voz alta; es una forma sencilla y divertida de aprender los números. 

Para desarrollar y reforzar su comprensión, cuenta objetos durante las actividades diarias como los productos del carrito del súper, el número de alimentos diferentes de tu plato, el número de animales de peluche de su cama.

¿Cómo le ayuda?

Tu pequeño está aprendiendo las cantidades relativas y al oírte contar, le estás ayudando a memorizar el orden de los números y dar un sentido concreto de las cantidades.

                                   

 

Motriz

Dibujar muñecos y copiar letras.

Felicítalo por los muñecos de palo que dibuje, sin decirle que los brazos son demasiado largos o que hay tres piernas o incluso que está mal dibujado. Enséñale a tu hijo a escribir su nombre; tal vez pueda copiar algunas o todas las letras. Pero una vez más, recuerda: no esperes que escriba perfectamente ni corrijas la “e” que encontraste al revés o que tiene cinco líneas horizontales, estos tipos de ‟errores” cuentan como intentos y son comunes a esta edad.

¿Cómo le ayuda?

Conforme tu pequeño vaya practicando (a su propio ritmo) y sintiéndose orgulloso de sus logros podrá afinar su coordinación y control, sus dibujos se vuelven intencionales. Antes dibujaba garabatos para después determinar si se trataba de una casa o un perro persiguiendo un gato. Pero si lo desalientas o él entiende que hizo mal, seguro tardará más tiempo en sentirse seguro y poder seguir practicando.

Comunicación

Recordar el relato de un cuento.

Poco a poco ve aumentando la extensión de los cuentos que le lees a tu pequeño, elige temas que le interesen y hazle preguntas al final. Algunos pequeños en esta etapa pueden descifrar las palabras conforme escuchan el cuento, pero la mayoría de ellos se concentra mejor si evitamos dar explicaciones formales, que tienden a disminuir la alegría de aprender a leer. Simplemente busca nuevos libros que puedan leer juntos y probablemente comience a pedirte que señales las palabras conforme las lees.

¿Cómo le ayuda?

Los cuentos largos requieren una mayor concentración, si estos le llaman la atención, va a prestar más atención y aumentará su capacidad de concentración. Leer en voz alta es una de las mejores maneras de aumentar el habla y la capacidad de leer. Los libros le enseñan a tu pequeño cómo se estructuran las historias. 

Social

Querer complacer a los amigos y ser como ellos.

Cuando tu pequeño transgreda los límites y lo regañes, haz la distinción entre su comportamiento y él. Por ejemplo, si usa una mala palabra que aprendió de un amigo lo tienes que regañar, pero no le digas que si lo regañas es porque es malo. Dale a tu pequeño más oportunidades de ser independiente, como ir a casa de sus amigos o a alguna fiesta. Mientras más practique estar en situaciones sociales, más claro tendrá que en diferentes lugares se esperan distintas cosas de él.

¿Cómo le ayuda?

Parte del desarrollo de tu pequeño depende de aprender como comportarse y actuar en diferentes lugares, ya sea con amigos, familiares y hasta contigo, es por eso que para poder interactuar de manera correcta tiene que aprender qué cosas se pueden hacer y cuáles no. Probablemente sea difícil lograrlo, pero el objetivo es que le pongas límites a tu pequeño sin dañar la percepción que tiene de sí mismo.

 

Consulta a tu médico.

¡No pierdas la oportunidad de formar parte de Nuestro Club!