Tú puedes fomentar los buenos hábitos alimenticios de tu bebé de una manera muy sencilla, sólo tienes que:

  • Darle a tu pequeño alimentos nutritivos en porciones pequeñas.
  • Mantener un horario regular de comidas y refrigerios.
  • Servirle alimentos saludables con una presentación divertida o agradable para que se le antojen y lo coma con más gusto.
  • No le restrinjas alimentos a tu pequeño pero trata de fomentarle los saludables.
  • Asegurarte de tener refrigerios sanos en casa.
  • Tratar de fomentar un ambiente agradable al momento de sentarse a comer.
  • Deja que se tome un tiempo considerable para pueda comer con tranquilidad y tiempo suficiente para terminar sus alimentos.

Debes alentar a tu pequeño para que coma bien y desarrolle hábitos alimenticios saludables. Es importante que las comidas sean agradables y que no tenga distracciones. Siempre ofrécele la comida tranquilamente y no lo presiones para que coma.

Si lo obligas a comer, el sistema que controla naturalmente la sensación de hambre puede dejar de funcionar, lo cual puede causar que coma en exceso y sufra problemas de peso o trastornos alimenticios.

Tu pequeño necesita horarios regulares de alimentación, así que procura servirle las comidas y los refrigerios a la misma hora todos los días. Pero intenta, en la medida de lo posible, que estos horarios los establezca el hambre de tu pequeño. Si deseas que cene al mismo tiempo que tú, trata de darle el último refrigerio al menos dos horas antes de la cena.

Tips para que a tu pequeño se le forme un buen hábito alimenticio:

  • Dale un buen ejemplo. Es más probable que coma zanahoria si te ve hacerlo.
  • Déjalo participar cuando planees el menú, vayas de compras o cocines.
  • Acuérdate de que en una dieta balanceada puedes incluir cualquier alimento. No hay alimentos buenos o malos.
  • No uses la comida como premio o castigo. De premio, felicítalo, pero no le des de comer.
  • Haz que las comidas sean divertidas: prueba diferentes formas, colores, sabores, texturas y alimentos que puedan comerse con los dedos.
  • Sírvele porciones pequeñas y si quiere más, vuélvele a servir. Recuerda que a los niños no les gusta ver grandes cantidades de comida.
  • Ofrécele muchas opciones y deja que él sea quién decida. Por ejemplo, deja que elija si quiere comer zanahorias o brócoli.
  • Fomenta la independencia. Permítele que se sirva y coma solo en la medida de lo posible. Tu pequeño necesita practicar sus nuevas habilidades, como el uso de los cubiertos. Se sentirá orgulloso de sí mismo cuando logre utilizarlos correctamente.
  • En la medida de lo posible, intenta que las comidas se hagan en familia. Los niños que comen regularmente con su familia tienen hábitos alimenticios más saludables.
  • También es necesario fomentar el ejercicio, para que tu pequeño crezca y se desarrolle bien; así podrá mantener un peso saludable.

Consulta a tu Médico.