Antes del emocionante camino a casa, tómate unos minutos para revisar la siguiente lista de verificación. 


Estoy…

☐ Cómoda bañando a mi bebé.

☐ Cómoda cuidando su cordón umbilical.

☐ Cómoda alimentando a mi bebé.

☐ Cómoda dándole sus medicinas.

Yo…

☐ Conozco la cantidad y duración de la lactancia.

☐ Conozco cómo tomar la temperatura axilar (en la axila) o cutánea (en la piel), y cómo leer un termómetro.

☐ Conozco cómo utilizar una pera de goma para succión.

☐ Conozco cómo realizar RCP en mi bebé, si fuera necesario.

☐ Tengo un asiento para el carro que utilizaré para transportarlo.

☐ Conozco cómo usar adecuadamente un asiento para carro y dónde y cómo colocarlo en mi vehículo.

☐ Tengo ropa para vestirlo en casa.


Tal vez, sea importante que te hagas algunas preguntas:


  1. ¿Conoces y entiendes lo que está mal con tu bebé? 
  2. ¿Conoces y entiendes qué problemas o condiciones podrían continuar después del alta de tu bebé y cómo manejarlos? 
  3. ¿Has platicado con el médico acerca de las necesidades y los horarios de alimentación de tu bebé? 
  4. ¿Sabes cuáles citas de seguimientos necesita tu bebé y por qué? 
  5. ¿Ya agendaste las citas? De no haberlo hecho todavía ¿Tienes el número telefónico para llamar y agendarlas? 
  6. ¿Completaste algún curso sobre RCP infantil? 
  7. ¿Hay alguna otra cosa que quieras saber o platicar antes de llevarte a tu bebé a casa? 

Consulta a tu médico.