En esta semana tu bebé empieza a usar sus músculos faciales para practicar cómo comer. Sigue dando a tu pequeño/a un inicio saludable con una nutrición adecuada.

¿Qué ocurre en esta semana?

En esta semana, los pulmones de tu bebé se han formado completamente y están listos para funcionar fuera del útero y dar su primera bocanada de aire.

Además, mientras se desarrollan sus músculos faciales, tu bebé practica sus habilidades de succión, que le ayudará a alimentarse después de nacido.

El cerebro de tu bebé ya está desarrollado pero los huesos alrededor de él siguen siendo suaves para permitir su futuro crecimiento.

Tu pequeño/a pesa alrededor de 2.6 kg y mide aproximadamente 47 cm de pies a cabeza.

Esta semana podrás respirar mucho más fácilmente, ya que tu bebé está en posición boca abajo y el peso de su cabeza cae sobre tu área pélvica. Esto le da más espacio a tus pulmones y estómago. Si tu bebé no está boca abajo, se considera que viene de nalgas, en este caso puedes discutir con tu médico las opciones de parto.

¿Qué  puedes esperar durante esta semana? 

Puede que hayas notado que secretas mucosidades. Esto se debe a que tu cuerpo está expulsando el tapón mucoso que cubre la abertura de tu útero para proteger a tu bebé de las bacterias externas. Esto es lo que puedes hacer para mantener un embarazo saludable:

  • Monitorea las descargas. Si son rojo brillante, llama inmediatamente a tu médico, ya que pudiera ser una señal de parto pretérmino.
  • Comparte estos eventos con tu médico. La eliminación del tapón mucoso es la forma en que tu cuerpo se prepara para el nacimiento de tu bebé.

¿Qué puedes hacer para apoyar tu embarazo? 

Aunque la fecha de nacimiento está a la vuelta de la esquina, mantener una dieta saludable sigue siendo importante para ayudar al desarrollo de tu bebé. Durante estas últimas semanas de tu embarazo, sigue consumiendo DHA para dar el empujón final al cerebro de tu bebé. Como bloques de concreto, el DHA se va acumulando con mayor rapidez en su cerebro durante el último trimestre de tu embarazo y hasta el primer año de vida.

Verifica con tu médico si tu bebé se encuentra efectivamente en posición cabeza abajo. Si no se acomoda en las próximas dos semanas, consulta con tu doctor las diferentes opciones del parto. 

En estos momentos, debes sentirte muy emocionada o incluso un poco ansiosa por la llegada de tu bebé. Trata que esos momentos no te estresen, ya que pueden afectar negativamente a tu bebé e interferir en el proceso de vínculo que debe ocurrir antes y después del nacimiento. 

La meditación es una buena forma de aliviar tus preocupaciones. Intenta también hablar con alguien de confianza. Además, puedes escribir todas tus emociones y pensamientos en un diario o incluso dibujar a tu bebé tal y como imaginas que va a ser.

Futura mamá ¡la larga espera para conocer a tu bebé pronto terminará! Disfruta estas últimas semanas de tu embarazo porque, sorprendentemente, puede que extrañes la experiencia de estar embarazada después que nazca tu bebé. 

Consulta a tu médico de confianza para obtener mayor información relacionada a tu embarazo.