El corazón de tu bebé comienza a latir a partir de la sexta semana. Apoya su desarrollo y el crecimiento de su cerebro tomando nutrimentos como DHA y folato. 

¿Qué ocurre durante la sexta semana? 

En esta etapa tu pequeño bebé mide aproximadamente 5 mm de longitud, tiene un corazón que late: su primer órgano funcional. 

En este momento, las partes de su cuerpo se están desarrollando rápidamente. Los huesos empiezan a crecer junto con sus pequeños brazos y piernas, además de dos puntos negros a los lados de la cabeza, que eventualmente se convertirán en sus ojos. 

Otros órganos como el hígado y el páncreas también han empezado a desarrollarse, al igual que el tracto respiratorio. En la semana 6 de embarazo, el cerebro de tu bebé está formando diferentes áreas. Consumir alimentos ricos en DHA apoyará el desarrollo mental y visual de tu bebé. 

¿Qué puedes esperar en la sexta semana de embarazo? 

La sexta semana podría traer antojos, que pueden venir acompañados de otro síntoma común del embarazo como son las náuseas matinales. Estos consejos te ayudarán a manejar tus antojos, mientras cuidas tu salud durante el embarazo: 

Ten una lista de alternativas saludables. Evita los alimentos poco nutritivos, como la comida y bebidas chatarra. Consulta a tu médico para que te oriente sobre los alimentos que debes consumir durante esta etapa. No olvides mantenerte bien hidratada también. 

Lee cuidadosamente las etiquetas de los alimentos. Selecciona alimentos que contengan nutrientes, como hierro, calcio y ácido fólico. Estos nutrimentos claves ayudan a tu salud durante el embarazo, así como al desarrollo del bebé en la sexta semana.

¿Qué puedes hacer para apoyar tu embarazo en la sexta semana?

En esta etapa del embarazo puedes ayudar a favorecer el desarrollo del cerebro de tu bebé comiendo alimentos ricos en DHA como el salmón y las sardinas, así como nutrientes muy importantes como hierro y ácido fólico. Consulta a tu médico para que te oriente sobre lo mejor para ti y tu bebé durante la semana seis del embarazo.

Para este momento, tendrás aproximadamente un mes de gestación, sin embargo, nunca está de más empezar a motivar el desarrollo cerebral de tu pequeño. Una forma de apoyar el desarrollo del bebé es evitar el estrés, especialmente, si los antojos o las náuseas no cesan. Es normal sentir emociones y cambios de ánimo durante el primer trimestre de embarazo, el entorno podría tener un impacto en el desarrollo general del bebé, ya que el estrés materno puede tener repercusiones en tu salud y en la de tu bebé en crecimiento.

Habla con tu pareja o con una amiga/familiar cercano sobre cómo te sientes, en especial, si tienes ansiedad por el embarazo.

Consulta con tu médico para estar segura de cuáles son los alimentos que debes evitar e incluir en tu dieta.