¿Estás lista para este mágico momento? ¡Felicidades! Estás oficialmente embarazada. Esta semana, asegúrate de tomar nutrientes que necesitan tú y tu bebé; tales como DHA, folato y hierro. 

¿Qué ocurre en la tercera semana de embarazo? 

En la semana 3 de embarazo se produce el momento mágico de la fecundación. Es realmente cuando quedas embarazada.

El primer espermatozoide que llega al óvulo penetra la barrera externa del óvulo hasta introducirse en su núcleo y lograr la fecundación que da lugar a un nuevo ser.

En el momento en que óvulo y espermatozoide se fusionan, aportan cada uno sus 23 cromosomas, se da una combinación genética única que determina el ADN de tu bebé, y por supuesto, su sexo.1 Pronto, el cigoto (célula resultante de la unión del óvulo y el espermatozoide) se moverá por tu trompa de Falopio hacia el útero.

¿Qué puedes esperar durante la tercera semana de embarazo? 

Durante la tercera semana de embarazo, la mayoría de las mujeres aún no saben que están embarazadas. Sin embargo, puedes experimentar algunos de los síntomas tempranos del embarazo. Tus senos pueden sentirse hinchados y sensibles, parecido a como se sienten antes de tu periodo. También puedes sentirte más cansada de lo normal. 

Algunas mujeres presentan sangrados leves durante esta etapa. Aunque es común y no es motivo de alarma, si esto ocurre, consulta con tu médico.

¿Qué puedes hacer para apoyar tu embarazo en la semana número 3? 

Mantén una dieta rica en hierro, ya que la deficiencia de este nutrimento puede provocar anemia. La anemia puede hacerte sentir débil y fatigada. Los expertos recomiendan a las mujeres embarazadas incluir diariamente en su dieta alimentos con hierro y ácido fólico, así como alcanzar una ingesta mínima de 200 mg de DHA todos los días para apoyar la salud de la madre y al desarrollo cerebral y visual del bebé.

Recuerda que una dieta correcta durante estas primeras semanas de tu camino para convertirte en mamá favorecerá el crecimiento y desarrollo de tu bebé. 

Conversa con tu pareja sobre cómo te sientes y si hay algo que te preocupe, mientras esperas la prueba de embarazo. 

Ustedes están a punto de embarcarse en la travesía conocida como paternidad, la cual cambiará sus vidas para siempre; apóyense, ya que el desarrollo del bebé será positivamente influenciado.

Consulta a tu médico de confianza para obtener mayor información relacionada a tu embarazo.