Al llegar al 1er año, tu bebé es casi un niño. Además de proporcionar la mejor nutrición posible, he aquí algunas actividades sencillas que puedes introducir para ayudarle alcanzar nuevos objetivos y pasar a la siguiente etapa.

 

Etapa cognitiva

Jugar al escondite. Tu bebé ahora entiende los juegos y le encanta ser parte de la broma en los juegos de escondite o cuando sacas sorpresas de algún lugar.

Fomenta el verter y clasificar. Proporciona varias cajas o baldes llenos de objetos similares, por ejemplo, uno con bloques, uno con animales de peluche y un tercero con autos de juguete. Tu bebé disfrutará vaciar los elementos, clasificarlos y devolverlos a sus envases originales.

Jueguen juntos. Con juguetes de objetos de la vida real; hablen por teléfono, organicen una fiesta de té o construyan una casa de bloques utilizando un martillo de plástico.

Rueda una pelota de un lado a otro. Esto no solamente es divertido para él, sino que lo ayuda a mejorar la percepción de la profundidad, la capacidad de seguimiento visual y coordinación (ojo-mano). Si una pelota de tenis es demasiado pequeña para manejarla, prueba con una pelota grande.

Apaga los aparatos electrónicos. Las interacciones cara a cara con gente real y jugar con objetos que puede tocar, meter a la boca y trasladar, impulsarán su crecimiento cognitivo mucho más que una computadora o pantalla de televisión.

Etapa motriz

Canten canciones que impliquen movimiento de manos y cuerpo. Hay un montón de clásicos para elegir: "Witzy witzy araña", "Yo soy una pequeña tetera", "¿Dónde está pulgarcito?" y "hokey pokey" (aunque tu bebé aún no sepa diferenciar la izquierda de la derecha), por nombrar algunos.

Da pequeños pasos. Sostén ambas manos de tu bebé y alaba sus esfuerzos de intentar caminar contigo. Aunque algunas personas debaten si los zapatos o los pies descalzos ofrecen un impulso para caminar, puedes o no ponérselos. Los zapatos son opcionales para el comienzo de los caminantes, ya que son principalmente usados por razones de seguridad para proteger los dedos y las plantas de sus pies. Pero si prefieres que use zapatos cuando camina afuera, asegúrate de que sean lo suficientemente amplios como para ponerse de pie y que tenga suelas antiderrapantes. No olvides que lo que realmente ayuda a desarrollar habilidades para caminar es: la práctica, el suave estímulo y el tiempo.

Deja que pasee. Junta sillas y otros objetos robustos para que tu bebé pueda pasear por la habitación, yendo de un mueble a otro.

Proporciona juguetes para empujar. Autos de juguete para niños o una andadera para aprender a caminar le darán a tu pequeño algo en que aferrarse para obtener apoyo mientras practica su caminar.

Dale a tu bebé juguetes que pueda manipular. Los juguetes que se pueden apilar, derribar, que tengan botones para presionar, palancas para tirar, sonidos o luces, son de gran ayuda en esta etapa. 

Etapa de comunicación

Habla frecuentemente con tu bebé. Narra tus actividades a medida que pasan tiempo juntos: "Estoy cortando las zanahorias, ahora voy a ponerlas en la olla para cocinar. ¡Mira el vapor!".

Tomen turnos para hablar. Cuando tu bebé balbucea y luego se detiene, es tu turno de decir algo y luego hacer una pausa para que él pueda responder de regreso.

Responde a los gestos de tu bebé. Cuando levanta los brazos es porque busca que lo levantes, si apunta a un objeto o niega con la cabeza, la respuesta afirma que sus gestos tienen un significado y esto impulsa sus esfuerzos de comunicación. No te preocupes que esto vaya a ponerse en el camino de su aprendizaje para usar las palabras, piensa en sus gestos como escalones para la comunicación verbal.

Usa gestos al hablar. Estas acciones ampliarán el vocabulario del lenguaje corporal de tu bebé y le ayudarán a entender el significado de lo que estás diciendo. Por ejemplo, cuando dices, "Ven aquí", señala con la mano. Cuando dices: "Siéntate aquí", golpetea el asiento de a lado. Cuando dices: "Dame el vaso", mantén la mano abierta.

Etapa social

Reflexionen juntos. Párate frente a un espejo de cuerpo completo con tu bebé y disfruta de su entendimiento; el reflejo que está viendo es de él. Acaricia su cabeza o aplaude con él, para que pueda sentir y ver lo que está pasando.

No fuerces el compartir. Tu bebé aún no puede comprender el concepto de compartir, por lo que si se mete en un conflicto con un compañero de juegos por un juguete, es mejor llamar su atención hacia otro juguete o una actividad atractiva en lugar de insistir en compartir.

Limita la lista de invitados. Al planear una fiesta para el primer cumpleaños de tu bebé, ten en cuenta que puede ser abrumado por un gran grupo de personas que no conoce. Otros factores que pueden trastornar al cumpleañero pueden ser: un montón de ruido, una fiesta nocturna (cuando está cansado) o forzar la apertura de regalos (puede estar más interesado en el papel de regalo y las cajas que lo que hay en el interior). Simplemente disfruta de la celebración y el año que han pasado juntos como una familia.

Consulta a tu médico.

 

 

¡No pierdas la oportunidad de formar parte de Nuestro Club!