Hipo

Tu bebé podría llegar a tener hipo después de las comidas, sobre todo en los primeros meses. El hipo no indica necesariamente dolor de estómago ni indigestión.

Nuestro consejo:

Intenta hacerlo repetir, probablemente solo tenga aire en su vientre.

 

Reflujo

Es muy común que tu bebé pueda llegar a regurgitar después de comer, esto puede suceder por varias razones: ingirió aire, fue estimulado de forma excesiva, comió demasiado o muy rápido, o respondió a algún cambio en el ambiente.

Nuestros consejos:

  • Dale comidas más pequeñas y frecuentes.
  • La comida debe ser el momento más tranquilo posible.
  • Haz que tu bebé repita siempre.
  • Si el reflujo persiste, consulta a tu pediatra.

 

Irritabilidad y gases

El sistema digestivo de tu bebé recién nacido sigue desarrollándose durante los primeros meses. Por eso es muy común que el bebé tenga gases o esté irritable. Esto puede indicar que es intolerante o sensible a algún alimento.

Nuestros consejos:

  • Dale comidas más pequeñas y frecuentes.
  • Durante la comida debe de estar tranquilo y sin distracciones.
  • Si tu bebé tiene gases o está irritable, pconsulta a tu pediatra.

 

Cólico

Tiene largos períodos de llanto inconsolable con frecuencia a la misma hora del día, padece de irritabilidad, tiene problemas para dormir o gases con molestias fuertes. Si reconoces estos síntomas, es probable que tu bebé tenga cólico.

Nuestros consejos:

  • Envuelve a tu bebé con una cobija o mantita, abrázalo y arrúllalo suavemente.
  • Camina con él.
  • Ponlo en el asiento trasero del coche (con sus debidas precauciones) y llévalo a dar una vuelta.
  • No lo dejes sin comer durante mucho tiempo.
  • Dale un chupón.
  • Ponle música relajante.

 

Problemas de estreñimiento

Nuestros consejos:

  • Si tu bebé tiene diarrea, fiebre, vómito o deshidratación, llama o acude con tu doctor.
  • Si no ha evacuado en cuatro días, llama o acude con tu doctor.

 

Somnolencia

Un síntoma es si a tu bebé le cuesta trabajo mantenerse despierto para comer.

Nuestros consejos:

  • Míralo, tócalo y háblale con distintos tonos de voz.
  • Desvístelo para que se quede despierto.
  • Frótale suavemente la planta del pie.
  • Consúltalo con tu doctor.

 

Tu bebé está comiendo bien, si:

  • Come más de ocho veces al día durante las primeras dos o tres semanas.
  • Moja de seis a ocho pañales diarios.
  • Evacúa entre una y tres veces al día.

Consulta a tu médico.