En las citas con tu pediatra debes sentirte con la libertad de no solo plantear tus inquietudes médicas, sino también aquellas relacionadas con el desarrollo de las habilidades de tu bebé, problemas de disciplina y otras preguntas sobre la crianza de un hijo.

· ¿Puede mostrarme cómo sigue mi bebé las tablas de crecimiento?

· ¿Cómo puedo asegurarme que mi bebé está recibiendo la alimentación suficiente?

· ¿Hay un orden en particular para introducirlo en los alimentos sólidos?

· ¿Hay alimentos que debería evitar?

· ¿Por qué llora mi bebé cuando salgo de la habitación?

· ¿Qué tipo de juguetes debe tener mi bebé a esta edad?

· ¿Cómo hago la casa “a prueba de niños” para cuando mi bebé empiece a gatear?

· ¿Cuál es la mejor manera de poner límites a mi bebé?

¿Cómo puedo ayudarlo a manejar la ansiedad de separación?

¿Cómo evitar accidentes?

¿Qué tipo de programa de estimulación debe seguir?

Quizá también quieras preguntar sobre estos temas:

· Rutinas diarias (cómo dormir con un horario o ayudar a dormir a tu bebé)

· El desarrollo de tu bebé comparado con otros de la misma edad

· El temperamento y personalidad de tu bebé

· Cuidado de tu bebé al regresar al trabajo

· Cualquier inquietud que tengas respecto al bienestar de tu bebé

No olvides que puedes hacer éstas y todas las preguntas que necesites. Tu confianza como mamá se fortalece con la información que tengas al respecto del desarrollo de tu pequeño.