En esta etapa deberás tener mucha paciencia a la hora de darle su primer alimento sólido ya que la rechazará de manera natural porque es un sabor que él aún no identifica y tendrá que irse acostumbrando poco a poco a éste y a los nuevos sabores que le vayas dando, los cuales deberán de ser en pequeñas cantidades.

Insístele con mucha paciencia y con mucho cariño para que pueda tomar confianza en esta nueva experiencia. 

 

Aquí te compartimos una pequeña lista de señales con la que podrás saber si tu bebé está listo para probar alimentos sólidos:

  • Puede mantenerse sentado sin ayuda.
  • Puede detener la cabeza erguida sin apoyo.
  • Logra hacer movimientos como si estuviera masticando.
  • Abre su boquita cuando mira que la cuchara se dirige hacia a él.
  • Puede remover la comida de la cuchara con su boquita y lengua.

Además de que puedas notar estas señales en tu bebé, recuerda que antes de empezar a brindarle a tu bebé alimentos sólidos, lo consultes con tu doctor.

Cuando tu bebé cumpla 6 meses de edad, debes ofrecerle alimentos que contengan hierro, como:

  • Cereales para bebés adicionados con hierro.
  • Puré de carne de res, pollo, pavo, cordero o cerdo.
  • Puré de pescado.
  • Puré de tofu.
  • Puré de legumbres bien cocidas.

Cereal para bebés

  • Empieza dándole a tu pequeño un cereal para bebés de un sólo grano adicionado con hierro, por ejemplo, el arroz. Poco a poco dale otros cereales de un solo grano, como la avena, la cebada y el trigo.
  • Los cereales mixtos los podrás utilizar después de haberle dado a tu bebé cada uno de sus ingredientes por separado.
  • Comienza dándole el cereal con mucho líquido. Conforme se acostumbre a comer, agrégale menos líquido para que quede más espeso.
  • Siempre procura darle a tu bebé el cereal con una cuchara, nunca se lo des en el biberón.

Carnes y sustitutos

  • Las carnes y los sustitutos deben ser jugosos, para que sea fácil ingerirlos. Agrégales más agua o caldo a las carnes y a los frijoles.
  • No le des a tu bebé pez espada, tiburón, filete de atún fresco o congelado, marlin, reloj del Atlántico ni pez escolar más de una vez al mes. Dale atún blanco sólo una vez por semana. Ya que estos pescados contienen grandes cantidades de mercurio
  • Entre los pescados y mariscos bajos en mercurio y con Omega-3 se encuentran el arenque, la macarela, el abadejo, el salmón, la trucha arco íris, el corégono de lago, los camarones y las ostras. Dale a tu pequeño por lo menos dos porciones a la semana de este tipo de pescados. 

 

Consulta a tu médico.

¡No pierdas la oportunidad de formar parte de Nuestro Club!