Si eres como la mayoría de los padres de un bebé prematuro, podrías experimentar muchas emociones. Aquí hay algunos consejos para ayudarte en esta jornada.

Podrás sentirte conmocionada y preguntarte cosas como, “¿Por qué sucedió esto?” “¿Qué pude haber hecho para prevenirlo?” y habrá momentos en los que quieras culpar a todos, a tu pareja, a los doctores, al mundo y, finalmente, a ti misma. Podrías sentir, “Si tan sólo hubiera hecho esto…o no hubiera hecho aquello”, y por encima de todo, probablemente sientas enojo, culpabilidad y depresión y ansiedad. “¿Estará bien mi bebé?”

Te recomendamos que no te culpes porque tu bebé nació antes de término. Los sentimientos de culpabilidad y fracaso pueden interferir en la relación que tienes con tu hijo, trata de recordar que todas estas emociones son completamente normales e irán cambiando día a día o llegar en oleadas que te hagan sentir desamparada.

 

Veamos ahora algunas cosas que puedes hacer para ayudar a sentirte motivada y positiva.

Reconoce que tus emociones podrían intensificarse.

La depresión postparto, puede afectar a madres primerizas. Los sentimientos postparto comúnes son tensión, ansiedad y tristeza y se piensa que éstas emociones son causadas por cambios hormonales repentinos después del parto. El hecho de que tu bebé fuera prematuro no cambia en lo absoluto esta química postparto. De hecho, el nacimiento prematuro de tu bebé hace que todos sean más vulnerables.

Descansa tanto como puedas y aliméntate sanamente.

Tu cuerpo ha estado sometido a la agotadora experiencia de dar a luz. No descansar lo suficiente, o no comer adecuadamente, dificultará el proceso de recuperación de la fortaleza que necesitarás para cuidar de ti y de tu bebé. Además, si experimentas depresión, la fatiga física se combinará con estos sentimientos.

Expresa tus emociones y habla.

Mantén la comunicación abierta entre la familia y las personas que pueden reconfortarlos y fortalecerlos, también, el hecho de hablar con tu médico y enfermeras de la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN) puede ayudarte a comprender algunas de las razones del nacimiento prematuro de tu bebé.

Acepta ayuda de tus amigos.

Acepta los ofrecimientos de sus amigos o familiares para cuidar a tus otros hijos, limpiar su casa, llevarte al hospital o hacer algunos mandados. Ahorra tu energía para visitar a tu bebé.

Ve la foto de tu bebé, cuando no puedas estar con él/ella.

Tomar fotos de tu bebé te ayudará a sentirte más cerca, así como para reconocer su progreso, lo que a veces es difícil hasta que de hecho lo ve en una foto. Muchos hospitales proporcionan fotografías para que las familias las compartan con sus seres amados.

Tal vez quieras considerar crear una página web para publicar fotografías y actualizar a los amigos y familia sobre el progreso de tu bebé. Estos métodos para rastrear la recuperación de tu pequeño pueden ayudarte a avanzar en este difícil camino.

Únete a un grupo de apoyo.

Compartir tus pensamientos y sentimientos con otras personas que han estado o están, en la misma situación que tú, es una gran forma de consuelo y liberación de estrés. También es un estupendo lugar para motivarse y aprender de otros que han pasado por esto.

Consulta a tu médico.

¡No pierdas la oportunidad de formar parte de Nuestro Club!