Todos los bebés recién nacidos lloran y muestran signos de irritabilidad; se están acostumbrando a su nuevo mundo y tratan de comunicarse con usted. La paciencia y un poco de conocimiento pueden lograr mucho para aliviar la incomodidad de su bebé.                                                 

Los bebés que están irritables o lloran no están tan saludables como otros bebés.

Mito. Es normal que los bebés lloren y estén irritables. De hecho, incluso si tienen un cólico (definido como llanto durante más de tres horas al día más de tres días por semana durante al menos tres semanas), están tan saludables como sus contrapartes que no sufren de cólico. En tanto su bebé tenga un apetito saludable, buenos músculos para succionar y parezcan crecer y desarrollarse normalmente, no hay de qué preocuparse — pronto superará está etapa. 

Algunas veces lo mejor que se puede hacer con un bebé irritable, que llora o tiene un cólico es simplemente cargarlo.

Realidad. Los bebés, al igual que los niños más grandes y los adultos, adoran el contacto humano. A su pequeño le gusta que lo mimen, acurruquen, abracen y besen. Algunas veces cuando usted no sabe que es lo que hace que su bebé esté incómodo — lo acaba de alimentar, no necesita cambio de pañal, no hace mucho frío ni mucho calor — tal vez él sólo necesita un poco de cariño. Es un gran paso para calmarlo. 

 

Los cambios en la dieta pueden ayudar con el llanto y el cólico.

Realidad. Si su bebé toma fórmula, pruebe una que ayude a un sistema digestivo en desarrollo, hable con su pediatra acerca de los síntomas de su bebé y las opciones de fórmula que pueden ofrecer alivio al tiempo que brindan una nutrición completa.

Los bebés con cólicos, irritables y que lloran mucho tienen problemas intestinales.

Mito. Algunas personas piensan que si su bebé llora mucho, está irritable o parece tener cólicos, probablemente es por problemas intestinales. Esto simplemente no es cierto. Pero si tiene diarrea o sangre en las heces, vea a su pediatra, ya que estos síntomas no están asociados con la irritabilidad común. 

Si su bebé parece estar incómodo — llanto e irritabilidad — la comida ayudará.

Mito. Si su bebé no tiene hambre (si el no muestra el reflejo perioral ni sus labios buscan succionar — el signo universal de hambre), entonces no debe tratar de alimentarlo. Sobre alimentar a su bebé nunca es una buena idea. En lugar de ello, intente algunas otras técnicas: 

·      Envuelva al bebé.

·      Encienda la aspiradora o una máquina de ruido blanco.

·      Camine con él.

·      Pruebe un columpio o silla vibratoria para bebés.

Para conocer más

Para las últimas investigaciones sobre llanto y cólico, lea “Cólico, llanto e irritabilidad: Lo que los doctores están aprendiendo” 

¡No pierdas la oportunidad de formar parte de Nuestro Club!