Después de enterarte de que tu bebé tiene alergia a la proteína de leche de vaca, probablemente te preguntes “¿cómo le doy de comer?” Afortunadamente, hay un montón de opciones dietéticas saludables que tu médico de cabecera puede revisar junto a ti. Recuerda seguir el consejo de un profesional de la salud al momento de elegir una dieta adecuada. Te recomendamos algunas opciones:

Tratamiento dietético al amamantar

Cuando te encuentras amamantando, los nutrientes y las proteínas de los alimentos que consumes son pasados a tu bebé a través de la leche materna. Esto significa que cuando ingieres algo que contiene la proteína de leche de vaca, también lo consume tu bebé, pero esto no es una razón para dejar de amamantar, no olvides que la leche materna proporciona la mejor nutrición para tu bebé. En su lugar, el médico será capaz de aconsejarte sobre la manera de eliminar todos los productos lácteos de tu dieta como leche, yogurt y el queso, que son fuentes obvias de productos lácteos; pero otros alimentos como el pan, los cereales y aderezos para ensaladas pueden contener leche también. Tendrás que leer cuidadosamente las etiquetas de ingredientes lácteos ocultos como la caseína y suero.

Es posible que tengas que estar libre de lácteos durante dos semanas o más antes de que las reacciones alérgicas de tu bebé desaparezcan. Incluso entonces, tendrás que permanecer libre de productos lácteos hasta que tu bebé esté completamente destetado de la leche materna o hasta que tu médico te recomiende la re-introducción de la proteína de leche de vaca en la dieta de tu bebé. Recuerda hacer esto solamente bajo la supervisión de un profesional.

Consulta a tu médico.