No es fácil identificar cuando tu bebé tiene alergia a la proteína de la leche de vaca; por eso es importante consultar a tu médico de cabecera cada vez que tengas preocupaciones acerca de la salud de tu bebé. Es importante que lleves el mayor detalle posible acerca de su comportamiento. No olvides que incluso la información más básica, como la frecuencia en la que come, puede ayudar al doctor a dar un mejor diagnóstico. 

Para asegurarte de que no olvidar los detalles claves al hablar con tu médico, te recomendamos llevar los siguientes materiales contigo.

 

Rastreador de comportamiento


Para ayudar a tu médico a tener una mejor idea del comportamiento de tu bebé, mantén una bitácora con el seguimiento de sus actividades diarias durante al menos una semana. Ten en cuenta lo mucho que tu bebé come en cada comida, documenta sus hábitos de sueño, incluyendo el número de horas de sueño ininterrumpido, ¿cuántas veces se despierta?, ¿cuántas horas duerme la siesta? y ¿cuánto tiempo se queja antes de dormirse? Describe los comportamientos que te causan preocupación, como los gases excesivos, heces gelatinosas (mucosa), llanto inconsolable (cólicos), erupciones en la piel o reflujo, e incluye a qué hora del día se producen estos. En la noche, ponle una calificación al día de tu bebé, en una escala de 1 (muy bueno) a 5 (muy malo). Si es mala o muy mala, revisa tus notas y destaca los comportamientos que te preocupan.


Principales preocupaciones

Una vez que hayas tomado nota del comportamiento de tu bebé, saca los puntos clave que te gustaría discutir con tu médico. Es posible que desees resaltar el número de días malos o muy malos que tu bebé ha tenido en una semana. 

Tu médico probablemente querrá oírte hablar de los comportamientos más graves que se repiten, incluyendo la frecuencia con que se producen y la forma en que tu bebé actúa. Por ejemplo, ¿se trata de arañar una erupción o se molestan cuando lo tocas?, ¿tiene sangre en las heces?, ¿es su diarrea persistente?, ¿tiene un olor extraño?, ¿de qué color es?, toda esta información puede ser útil para tu médico.


Historial familiar


Informa a tu médico si hay antecedentes familiares (ya sea en el de la madre o del lado paterno) de alergias a los alimentos como la leche de vaca, soya, huevos, trigo, maní, frutos secos o pescado, o antecedentes familiares de fiebre del heno, asma o eczema. Si algún familiar sufrió alguna de estas condiciones puede aumentar el riesgo de que tu bebé desarrolle alergia a la leche de vaca.


Lista de preguntas o inquietudes


A continuación te sugerimos esta lista de preguntas a tu médico de cabecera para asegurar que tus preocupaciones quedan atendidas. 

- ¿Qué condiciones podría estar causando el comportamiento de mi bebé?
- ¿Es posible que mi bebé tenga alergia a la leche de vaca?
- ¿Cómo se puede saber si un bebé tiene alergia a la leche de vaca?, ¿se están haciendo las pruebas?, ¿cuánto tiempo se tarda en obtener resultados?
- ¿Qué cambios en la dieta debo hacer si estoy amamantando a un bebé que tiene alergia a la leche de vaca?

-¿Cuándo deben desaparecer los síntomas después de hacer estos cambios en la dieta?
- ¿Qué tan pronto deben mejorar los síntomas de alergia a la leche de vaca de mi bebé, después de cambiar a una fórmula hipoalergénica?
- ¿Cuáles son las perspectivas a largo plazo para mi bebé si tiene alergia a la leche de vaca?, ¿siempre tendrá alergia?
- ¿En qué caso mi bebé deberá de ver a un especialista, tal como un alergólogo, gastroenterólogo o un nutricionista?

Consulta a tu médico.